Esquema cromático del blanco y negro

¿Tienes miedo a la oscuridad?, ¿a cual? Hay varios tipos de oscuridad, pero en cualquier caso hay una explicación para todos esos tipos y también tienen su interruptor o llave que las desactivan. 
¿No te gusta el negro?, ¿te parece siniestro? Cuando estudiaba arte me dijeron que el negro se podía crear mezclando en la misma proporción con los tres colores primarios, los cuales a su vez al mezclarse por parejas o los tres en distintas proporciones dan lugar al resto de colores que percibimos, luego en pintura el negro está formado por todos los colores, creo que en algún momento hablé de esto pero en este caso no viene mal recordarlo pues es un buen hilo por el cual empezar la madeja. Sobre un lienzo negro algunos colores destacan y tienen más intensidad y brillo, sobre un lienzo en blanco prácticamente todos se pueden ver sin ser afectado por el fondo. En cualquier caso el negro se tiene que crear para que exista, requiere una intención, mientras que el blanco no se puede crear por intervención ajena, existe por si mismo, y como luz es este el que proyecta y se divide en otros colores no solo visibles, sino también invisibles al ojo humano. El mundo del negro es limitado, el del blanco es más amplio. Hay brillos que destacan cuando tienen tras de si un fondo oscuro pero luego también los hay que son brillo sin más, en fondo y forma, y no se plantean el echo de estar brillando ni han de esforzarse para hacerlo.
¿Temes los lugares cerrados y oscuros? para que se geste la vida hace falta un recipiente cerrado y oscuro, el útero, el huevo, la profundidad de la tierra donde se planta la semilla, ningún ser en gestación se plantea que el lugar donde se encuentra, cerrado y oscuro, le tiene que dar miedo, al contrario, se nutre de él todo el tiempo que permanece allí hasta que le toque salir a la luz. Algunas prácticas meditativas para alcanzar la iluminación o conectar con nuestro yo interno incluyen aislarse en un lugar cerrado y oscuro, hay santones, gurús, chamanes que pasan mucho tiempo solos en lo más profundo de una cueva.
¿Temes a la oscuridad o lo oscuro sin más? Se de alguien que hace algún tiempo realizó dos viajes en una meditación-relajación profunda que le llevaron a la fuente de toda luz y también de toda oscuridad, lo que algunos podrían considerar como cielo e infierno. En la fuente de toda luz quedó suspendida en una luz blanca difícil de describir y que en nada se parecía a las luces que conocemos, ni siquiera la del sol o las estrellas, se sintió acunada por una paz y un amor infinitos y volvió cargada de energía positiva. Cuando desembocó en la oscuridad, era como caer en un profundo pozo que le absorbía, oyó llantos y lamentos y después de unos segundos allí sintió que la tristeza y el pesimismo se quería instalar en su conciencia y en su alma, llamó a Dios con desesperanza y una luces acudieron en su auxilio sacándola de allí.
Tras esa inusual experiencia llego a la siguiente conclusión, la luz no te atrapa, te da la libertar para entrar y salir de ella cuando quieras y siempre te llevas de ella amor y paz. La oscuridad te encadena y si se lo permites te absorbe y te anula, pero por ese carácter de amor que posee la luz, la puedes invocar cuando lo necesites y ella acude entrando en las entrañas de la propia oscuridad para auxiliarte. La luz puede entrar en la oscuridad sin que esta le afecte, la oscuridad ni puede entrar, ni puede afectar a la luz. Es más y como bien me dijo alguien una vez, la oscuridad es ausencia de luz, no tiene entidad por si misma pues incluso la sombra para poder existir y proyectarse necesita de la luz y un objeto opaco, en otras palabras, prácticamente necesita del permiso de la luz.
Así que, ¿qué tememos realmente de la oscuridad?, ¿y que significa exactamente la oscuridad para cada uno de nosotros? Cada cual tenemos que buscar sincera y honestamente nuestra respuesta.
Y se me viene a la memoria un personaje de un cuento llamado Peter Pan que un día entró volando en la habitación de unos niños buscando su sombra, pudo haber aprovechado para librarse de ella, pudo haber dejado que escapara, que desapareciese de su vida para siempre, pero la busco y volvió a coserla de nuevo en sus pies. Por que la sombra es solo una proyección de la luz que nos permite saber que aun existimos, que estamos vivos y al contrario de la sombra de Peter Pan la nuestra no puede escapar, ni nosotros de ella, lo que se ha de hacer con ella es ponerla en el lugar que le corresponde, como una mera proyección a nuestros pies.
La razón por la cual puse a este Ángel Bemol en su nube sobre un fondo nocturno rodeado de estrellas es para recordar que el único modo de que las estrellas puedan ser vistas es sobre un lienzo oscuro y que a pesar de la oscuridad se puede brillar y si en algún momento lo olvido recuerdo ese rescate de las luces entrado en el abismo oscuro y repito como un mantra "La luz puede entrar siempre en la oscuridad, la oscuridad no tiene identidad propia y puede ser desplazada por la luz."


Imagen digitalizada basada en dos obras de Rosa de Soto (Ángel Bemol)

Esquema cromático del blanco y negro

  El blanco y el negro contienen colores.
El primero como luz. El segundo como materia.
La materia es caduca, al contrario que la luz.
El miedo es materia. . .es denso.
El amor es luz. . .es ligero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario